Vasto Océano Capitulo 19 (Fic UA)

Postea tus fotos, imágenes, historias, dibujos, etc. y pregunta tus dudas

Moderadores: Alryu, Eidan

Avatar de Usuario
Shizumi
Mensajes: 187
Registrado: 21 Feb 2012 03:54
Anime favorito: Naruto
Ubicación: En Frikilandia =D

Re: Vasto Océano Capitulo 16 (Fic UA)

Mensaje por Shizumi » 06 Ago 2014 07:34

Vasto Océano Capitulo 17º: Operación Rescate

La casa estaba rodeada hasta el techo de policías, incapacitando a sus habitantes salir de sus cuatro paredes. Nada interior podía salir de este problema, pero ninguno de los agentes esperaba que dos hermanos estuvieran ideando un plan de rescate.

-… - Un policía que vigilaba la reja de la entrada escuchó un ruido extraño, como una moneda cayendo. Efectivamente, una moneda rodó y se detuvo bajo sus pies; tentado por la curiosidad, éste se agachó para recogerla y fue noqueado por Ikki en el acto.
-Y por eso la curiosidad mató al gato.- Se dijo el peliazul recogiendo su moneda.
-Espero que no fuese un golpe muy fuerte.- Dijo Shun con una mano a la boca en una expresión de miedo.
-Tú no te preocupes de ello, sólo lo noqueé. Ahora entremos.- Comentó Ikki, y junto a su hermano entraron a la residencia.
--------------------------------------------------
Todo lo que K´ causó se estaba saliendo de control, no sólo nos tenían encerrados en nuestra propia casa, sino que también abusaban de su poder policial. No sé cuántas cosas sacaron del refrigerador, no sé por cuánto estuvieron sentados en el sofá viendo televisión, hasta tuvieron la osadía de quitarle un dulce a una niña como Kula. No puede haber gente tan corrupta en traje de honor que estas personas.

-¡Oigan, dejen esas cosas donde estaban! ¡No toquen mis pesas de entrenamiento! – Exclamaba a los policías corruptos, sólo podía reclamarles.- ¡Oye, no te comas esos onigiris!
-¿Por qué? – Preguntó prepotente un policía, estaba sacando sin permiso un plato de onigiris que seguramente Kurama hizo.- ¿Acaso son para tu pez ornamental?
-¡Eres un-…! – Quería olvidar mis buenos modales sólo para partirle la boca a ese tipo en cuanto se burló de las chicas, pero tristemente llevaba uniforme. Para sorpresa mía, antes de que pudiera comer un bocado alguien más le partió la boca.
-Deberías comer más sano, o mejor aún. Creo que deberías comer papillas de hoy en adelante.- Dijo un tipo de 3 años mayor que yo, con el cabello azul al igual que sus ojos y poseía una visible cicatriz entre sus ojos. Logré identificarlo por esos detalles, era el hermano mayor de nuestro vecino Shun.
-¿Ikki? – Pregunté dudoso.
-No creas que lo he hecho por ustedes, mi hermano me pidió que los ayudara.
-¡Lee! – Escuché decir a Shun cuando venía hacia mí.
-¡Shun! – Respondí al niño con un abrazo al verlo.- Me alegro tanto que hayan venido.
-Un amigo nunca abandona a sus amigos.- Contestó el niño con una sonrisa, a lo que correspondí con otra sonrisa.- ¿Qué les sucedió a los demás?
-Esos policías noquearon a Kurama, Kula y Naruto, y de K´ no quiero saber.
-¿Por qué?
-Él causó todo esto…
-¡Oh no!
-Tenemos que localizar a Shizu y a Mary para advertirles de un ataque a la colonia de sirenas.
-Sí pero ¿cómo?
-Ay… no lo había pensado… - Dije pensativo, en eso bajaron todos menos K´.
-¿Qué sucedió? – Preguntó un alterado Kurama.
-K´ entregó a las sirenas a las fuerzas policiales.- Respondí.
-¡¿Qué?! ¡No pudo haberlo hecho! – Exclamó Kula preocupada y angustiada.
-Pero lo hizo, por eso es que ustedes acabaron inconscientes.- Les expliqué con detalle todo lo sucedido hasta este punto.
-¿Y cómo vamos a rescatarlas? – Preguntó Naruto.
-Este… - Decía preguntándomelo yo también, hasta que una voz grave me detuvo.
-Rompiendo las reglas.- Todos vimos bajar a K´ por las escaleras; en especial yo no quería verlo por lo que había hecho.
-¿Qué es lo que quieres? ¿No has hecho ya suficiente? – Pregunté molesto.
-Yo… lo he estado pensando y… creo que sí cometí un error… - Comenzó a excusarse K´, cosa que no creí al principio.
-Pues a la horita que te diste cuenta. ¿No imaginas cuántas familias de sirenas estarán sufriendo ahora mismo por tu culpa?
-Lee, discutir no arreglará nada.- Comenzó a decir Shun.- Sí, entiendo tu punto, pero el daño ya está hecho. Aún así él quiere remediar las cosas, quiere decir que incluso daría su vida para enmendar su error. ¿Cierto?
-Algo parecido…- Dijo K´ en ese momento.
-¿Cómo sé que no estás mintiendo? – Pregunté nada contento.
-Porque… si algo le pasa a Mary una vez más, no me lo perdonaría.
-¿Una vez más? ¿De qué hablas? – Volví a preguntar, más extrañado que nunca.
-Larga historia. Ahora, ¿vamos a detener a los policías o no?
-… Bien, pero sólo lo haré por Shizu y las demás sirenas.- Respondí aún serio.
-Como quieras, tampoco esperaba un perdón. ¿Quién más viene?
-Iré también, no puedo permitir que dañen a esas criaturas.- Contestó Kurama levantándose con decisión.
-Yo también.- Dijo Naruto igualmente.
-¡Y yo! – Exclamó también Kula.
-¡Voy también! – Contestó Shun, en eso él se gira a su hermano mayor.- ¿Vienes, Ikki?
-Si vas tú, voy para protegerte.- Respondió el peliazul desarmando a otro policía antes de aventarlo fuera de la casa.
-Bien, lo primero que debemos hacer es encontrar a una de esas sirenas si es que no las han capturado antes.- Dijo K´ acomodándose sus lentes de sol.
-Entonces ¡hay que darnos prisa! – Exclamé, en eso todos salimos de la casa y corrimos tan rápido como pudimos a la playa.

Teníamos que evitar a los policías que circulaban por la vía pública en horario vespertino, ya que temíamos que les hayan avisado a otros agentes de nuestra huida; mientras escapábamos, en un momento dado me estrellé con alguien. Todos nos detuvimos cuando vimos a una chica muy bella de cabellos negros, ojos color verde agua; usaba un vestido obsidiana cuya tela emulaba las escamas de un pez y una camiseta cubierta por un velo dorado como una aleta dorsal.

-¡Tengan más cuidado, brutos! – Exclamaba la chica algo molesta y tensa.
-¿Mary? – Preguntó K´ impresionado, era la primera vez que ponía esa cara frente a nosotros.
-¡Chicos, por fin los encontré! Necesito hablar con ustedes de algo urgente.- Decía la chica, extrañamente a ella la reconocía de algún lado.
-¿Mary, eres tú? – Era más que claro: ella era esa sirena de aleta obsidiana que acompañaba a Shizu.
-¡Claro que soy yo! – Respondió ella.
-¿Ahora eres una humana? – Preguntó Shun dudoso.
-Sí, bueno… ¡eso no importa! Intento decirles que Shizumi ha sido secuestrada por humanos.
-¡¿Qué?! – Exclamé alarmado.
-Y eso no es todo: Vienen más humanos a atacar la colonia de sirenas.
-¡¿Qué?! – Exclamamos todos a la vez.
-¿Es una sirena, enserio? – Preguntó Ikki extrañado.
-Así es, hermano.- Contestó su hermano menor, dejándolo más confundido.
-Esto será más difícil de lo que creí.- Pensó Kurama en voz alta.
-Tenemos que detener a esos humanos, no sin antes salvar a Shizu.- Empezó a decir Mary.- ¿Conocen algún lugar donde lleven una criatura marina desconocida?
-¿Un museo de historia natural? – Preguntó Naruto.
-¡No! – Exclamé asustado con la idea que podrían haberla disecado como a un pez de pesca deportiva.
-… Donde lleven una criatura marina desconocida con vida.- Recalcó la sirena para calmarme.
-Ahhhh…
-… Al lado del museo hay un laboratorio de biología marina, seguramente la tengan en investigación ahí dentro.- Explicó Kurama.
-¡Claro! Bien pensado, Kurama.- Dije a mi compañero.
-Oye cejotas, dame el crédito también. Yo dije lo del museo donde está el laboratorio cerca dattebayo.- Reclamó Naruto algo molesto.
-Asustar a un amigo no va certificado con crédito, bigotes de zorro.- Comentó Kula.
-Bien, entonces vamos a ese laboratorio a salvar a mi amiga.- Dijo Mary decidida.
-¡Vamos todos! –Exclamé fuerte y claro.
-¡Síiiii!

Continuará…

Avatar de Usuario
Shizumi
Mensajes: 187
Registrado: 21 Feb 2012 03:54
Anime favorito: Naruto
Ubicación: En Frikilandia =D

Re: Vasto Océano Capitulo 17 (Fic UA)

Mensaje por Shizumi » 13 Ago 2014 04:45

Vasto Océano Capitulo 17º: El ingenio de Kurama

Apreté los ojos con dolor, el agua era muy extraña para mi piel, mi cuerpo estaba con unas ventosas muy raras conectadas a otras cosas. Abrí mis párpados y vi a varios humanos examinando unos papeles y hablando entre ellos frente a mí, pero hubo algo en especial que llamó mi atención pese a haber despertado hace poco.

-¿Aún no lograron averiguar cómo puede respirar tanto en agua como en tierra?
-Aún no, pero según la biopsia tiene pulmones idénticos a los humanos, y su nariz y garganta están unidos por un conducto respiratorio como el de nosotros. No sabemos cómo no se ahoga de esa manera.
-Ya veo…
-Pero hemos hallado algo igual de interesante.
-¡¿?!
-¿De qué hablas?
-Recientemente le hicimos el examen de sangre y de orina, y detectamos en el proceso que hace poco ha estado generando óvulos y uno de ellos fue fecundado recientemente.
-(¿Qué?).- Pensé dudosa.
-¿Quieres decir que ella…?
-Así es…

Abrí demasiado los ojos al haber escuchado eso, sólo que no podría contárselo a nadie de mis conocidos por estar encerrada en un tanque extraño rodeada de humanos y máquinas. Dudo que alguien me encuentre aquí dentro, donde fuera que me encuentre.
-------------------------------------------------------
-Cerrado y vigilado por guardias. ¿Cómo vamos a entrar? – Preguntó Ikki escondido entre los arbustos para que no nos descubran los guardias en la entrada al laboratorio. K´ lucía muy tenso con Mary cerca de él, quizá él sufrió algo con ella que nosotros no sabemos; debido a eso, tuvimos que usar la ingeniosa mente de Kurama.
-Se ven muy rígidos… - Comentó Kula un poco asustada.
-Neh, ni tanto. Se ve que se distraerían fácilmente con algo.- Dijo Naruto al principio confiado, pero después de un rato cuando vio que un guardia mataba una mosca sin despegar la vista hacia adelante, perdió toda valentía.- Uy… sí que son rígidos, dattebayo.
-¿No que muy valiente, rubio? – Preguntó Mary viéndolo con ironía.
-¿Y tú lo eres? Si puedes convertir tu cola en piernas ¿por qué no conviertes a esos gorilas en unos sapos barrigones? – Dijo Naruto molesto.
-Si pudiera lo haría pero mi magia sólo funciona estando en el mar.
-¡Pues vaya hechicera que resultaste ser, dattebayo!
-¡Dejen de pelear! – Exclamó K´ molesto.
-¿Qué tal si sólo nos abrimos paso de a golpes? – Preguntó Ikki.
-¡No hermano! ¡Te podrían hacer daño! – Exclamaba Shun preocupado.
-Shun tiene razón, Ikki, además la violencia no funcionará ahora.- Comentó Kurama.
-¿Y qué sugieres? – Preguntó Ikki seriamente.
-Usaremos la ternura como distracción.
-¿Qué?

Al poco tiempo, vimos a Kula llorando fingidamente pero era muy creíble para los guardias.

-¿Qué te pasa, pequeña? ¿Por qué lloras?
-Mi perrito escapó y no aparece… ¡Mi Copito! – Gimió Kula.
-¿Se te perdió por aquí?
-*Snif* Sí…
-… Tal vez no haría mal en ayudarte a buscarlo un momento.
-¡Gracias!
-Es nuestra oportunidad, ¡ahora! – Exclamó Kurama, y mientras Ikki y Shun se quedaban entre los arbustos para cuidar de Kula de lejos, los demás corrimos a la pared y la escalamos rápidamente para no llamar la atención del circuito cerrado.
-Genial, salimos de un embrollo para entrar en otro, dattebayo.- Murmuró Naruto viendo junto a nosotros una cámara de vigilancia.
-¿Quieres dejar de ser un pesimista? – Musitó Mary.
-¿Qué hacemos ahora? – Pregunté estático.
-Yo sugiero que…
-Háganse a un lado.- K´ se adelantó al plan de Kurama, dio un salto lo suficientemente alto, agarró la cámara entre sus manos y de tirón la arrancó de la pared para luego lanzarla contra el piso y pisotearla. Todos los demás lo vimos nerviosos.
-¿Sabes lo que acabas de hacer? – Preguntó Kurama con los ojos bien abiertos.
-Sí, ya no podrán espiarnos.
-¡Sólo les diste nuestra ubicación! – En eso sonó la alarma alertando a los guardias de seguridad dentro del edificio, intentamos huir pero dimos con ellos tan sólo abriendo una puerta.
-Ay no… - Dije retrocediendo junto con los otros cuando los guardias nos apuntaron con sus armas.- Esto no es bueno…
-¡Quietos ahí!
-Ay… - Comentó Naruto sudando nervioso.
-No me digas, comiste ramen con huevo en el Ichiraku… - Preguntó K´ serio.
-Sí… - Dijo quedamente él, apretando las nalgas.
-Bien, te diré cuando descargues…
-¡Basta, dejen de hablar! – Reclamó un guardia apuntándonos con su arma de servicio.
-¿Qué le sucede? – Preguntó Mary en un murmullo.
-Cuando les diga, se cubrirán la nariz y avanzarán tan rápido como puedan.- Entendí lo que K´ había dicho, entonces me preparé para la señal.- Uno… Dos…
-¡Ya fue suficiente! – Exclamó el guardia.
-¡TRES! – Apenas gritó todos nos cubrimos la nariz y vimos que Naruto dejó salir su hinchazón frente a todos, la mayoría quedó inconsciente por el olor mientras que a los demás terminaron noqueados por nosotros.
-Hablando de vientos de guerra.- Le dijo Mary a Naruto aún con la nariz tapada.
-No molestes, a ti también te pasaría si comieras ramen con huevo, dattebayo.
-Afortunadamente no me pasa con los huevecillos de pescado.- Respondió la sirena.
-¿Quieren dejar de decir tonterías y seguir avanzando? Aquí se está acabando el oxígeno.- Exclamó K´ aún con la nariz cubierta.
-Concuerdo con K´. Sigamos avanzando.- Dijo Kurama algo asqueado.
-Sí, que voy a vomitar… - Concluí igual de asqueado.

Continuamos avanzando por los pasillos buscando en cada habitación si en alguna de ellas se encontraba Shizu cautiva; sin embargo, por el momento sólo encontramos un cuarto con expedientes secretos respectos a criaturas del mar, sitio que en verdad perturbó a Mary.

-Por Poseidón… - Comentó la sirena nerviosa al ver el esqueleto completo de un tipo de homínido cuya estructura se asemejaba a un ser marino.
-He visto esa clase de sirena, mostraron un documental sobre ellas en la televisión.- Dijo Kurama viendo también el esqueleto.
-Parece el esqueleto de un zora.- Comentó Naruto.
-Se les llama sirenas abisales, por su nombre sólo habitan el abismo marino y han evolucionado directamente del humano… - Explicaba Mary viendo todo seria, en eso ella suspira pesadamente.- ¿Hasta dónde llegará la avaricia humana? Ahora se atreven a herir a una criatura semejante a ellos hasta llevarla a la muerte. ¿En qué se ha convertido el hombre? – En eso, K´ se acerca a ella para darle seguridad.
-No todos los humanos son malvados, Mary.- Comenzó a decir Kurama.- Hay poca gente avariciosa o guiada por otros pecados, pero por culpa de esas personas los demás seres generalizan la maldad en todo ser humano, pero ya ves que no todos son malos. Nosotros las encontramos, las cuidamos, Kula y Shun jugaron con ustedes, incluso ahora todos nosotros hacemos todo lo que está en nuestras manos para salvar no sólo a tu amiga, sino también a todos los miembros de tu colonia. Sólo confíen en nosotros por esta vez.
-Kurama tiene razón, Mary.- Dije.- Lo único que queremos es que todos estén bien.
-… Muy bien.- Respondió ella.- Después de esto intentaré mantener a todas las sirenas de arrecife lejos del contacto humano.
-Entiendo… - Dijo Kurama.

Tristemente sabía lo que ello significaba, no quería separarme de lo que más amaba, pero si quería su seguridad debía dejar ir a Shizu.

Continuará…

Avatar de Usuario
Shizumi
Mensajes: 187
Registrado: 21 Feb 2012 03:54
Anime favorito: Naruto
Ubicación: En Frikilandia =D

Re: Vasto Océano Capitulo 18 (Fic UA)

Mensaje por Shizumi » 24 Ago 2014 05:49

Vasto Océano Capitulo 18º: El comienzo de la batalla

Seguimos avanzando por el bio-laboratorio, esperando que en algún momento encontráramos a Shizu a salvo y en un cuarto sin gente alrededor. En eso, ingresamos a una habitación nueva – exactamente a la número dieciséis que encontramos y revisamos en caso de- ¡y qué alegría!, ahí dentro estaba Shizu sola en una pecera amplia y sin científicos cerca de ella. Tal vez todos ellos salieron a comer algo en la noche.

Como siempre, tomé las cosas con calma y no me alboroté cuando me acerqué a ella.

-¡¡Shizu!! – Exclamé corriendo hacia la pecera, asustándome un poco cuando la vi con unos cables conectados a ella con ventosas.
-Lee… - Respondió ella débilmente, el espacio reducido, a comparación de nuestra piscina, la estaba matando lentamente.
-¡Shizu! – Gritó Mary corriendo a mi lado; ella respondió con un débil gemido.- ¡Tenemos que sacarla de ahí dentro antes de que muera!
-Uno de estos botones tiene que abrir esta cosa.- Decía Naruto nervioso con tantos botones parpadeando en el tablero de control.
-Sé cuál tenemos que apretar.- Comentó Kurama viendo el teclado y luego la pecera.
-¿Ah sí? ¿Cuál?
-K´, ayúdame con esas herramientas.- Dijo el pelirrojo tomando una llave de tuercas y otra inglesa.- Los demás, háganse para atrás.- Dicho y hecho, retrocedimos para verlos golpeando el vidrio tan fuerte como podían, haciendo estallar la pecera y dejando salir tanto a la sirena como el agua que contenía.
-Wow… eso fue efectivo dattebayo.
-Deprisa Lee, hay que quitarle los cables antes de que el agua cause cortocircuito en las máquinas y en ella.- Comentó Kurama comenzando a liberar a Shizu.
-¡Sí! – Exclamé ayudando a quitarle los cables de su cuerpo; una vez libre, la levanté en brazos y la vi jadeando sofocada.
-Hay que llevarla al mar cuanto antes o se resecará.- Dijo Mary examinando preocupada a su amiga.
-De acuerdo, salgamos de aquí.- Dije cargando a Shizu en mis brazos, pero cuando quisimos salir de ahí, nos encontramos con otro obstáculo: más guardias nos interceptaron junto con algunos científicos que investigaban a Shizu.
-¡No se muevan! – Gritó un guardia apuntándonos con su arma de servicio.
-¡Esa es nuestra sirena! – Exclamó uno de los científicos.
-¡No les pertenece! – Respondí serio abrazando a Shizu.
-Atrás todos.- Ordenó Mary alzando un brazo para hacernos retroceder.- Creo tener la magia suficiente para un hechizo.
-Mary ten cuidado.- Comentó K´ a la pelinegra, cosa extraña en él, ella asintió con la cabeza y se alistó para lo que iba a hacer.
-“Humanos que han venido por su deber, olvidarán lo que han venido a hacer”.- En ese momento, todos los guardias y científicos se paralizaron y de pronto se desmayaron.
-¿Qué fue eso? – Preguntó un confundido Kurama.
-Sólo puedo decirles que no soy una simple cara bonita.- Respondió Mary sacudiéndose las manos como si tuviera polvo en ellas.
-Si podías hacer eso ¡por qué no lo hiciste antes! – Exclamó Naruto.
-Por qué, por qué, ¿por qué me echas la bronca a mí? – Dijo Mary mostrando molestia.
-Salgamos de aquí cuanto antes, vámonos.- Dijo K´ comenzando a fastidiarse de las discusiones de ellos dos.
--------------------------------------------
3ra persona POV

A unas horas de la salida del sol, Kula aún tenía las energías para la distracción pero en lo que concierne a Ikki, Shun y a los guardias, el sueño los había vencido.

-Sé que por aquí estaba mi perrito.- Decía la niña buscando entre los arbustos, pero los guardias habían quedado adormilados.
-Ahí te voy, San Pedro… - Dijo uno de ellos antes de caer dormido.
-¿? – Kula se giró a ver y los notó dormidos.- Bueno, mi trabajo aquí está hecho. ¡Ikki, Shun, ya los distraje! – Corrió a ver a los hermanos y los encontró igual de dormidos que los guardias.- ¿Ah?
-Zzzzz… - Tanto Ikki como Shun estaban en brazos de Morfeo en ese instante, cuando en ese momento todos los demás regresan saliendo por el portón delantero sin ser vigilado.
-¡Ikki, Shun, Kula! – Llamó Lee una vez que salieron.
-¡Chicos! ¡La salvaron! – Exclamó la niña corriendo hacia ellos.
-Sí, pero debemos llevarla al mar rápido. Las sirenas no podemos estar tanto tiempo expuestas al aire de la superficie por temor a resecarnos.- Dijo Mary ayudando a su amiga a resistir su condición sin agua.
-¡Ay no! – Dijo Kula tomándola de la mano.
-Emmm, ¿no te olvidas de algo? – Quiso saber Naruto a la sirena.
-¿Qué?
-¿No dijiste que iba a hacer una pelea entre humanos y sirenas en cualquier momento?
-… ¡Ah, es cierto! ¿Qué estamos haciendo aquí? – Preguntó Mary nerviosa.- ¡Debemos ir rápido a la colonia antes de que se desate la masacre!
-¡Ah! – Exclamó Shun al despertar por el grito de la sirena, despertando también a su hermano mayor.
-¡Entonces corramos antes de que sea tarde! – Exclamó Lee acomodando mejor a Shizumi para empezar a correr con ella.
-¡Sí!

Entretanto, en la parte más profunda del arrecife de coral, cientos de tritones se alistaban para la próxima batalla contra los humanos que pronto se acercarían a sus nidos. En sus miradas se veía una chispa de justicia, dispuestos a proteger lo que más aman hasta con sus vidas.

-Firmes y seguros, soldados.- Decía Tsunade desde el balcón de su refugio.- Muy pocos hemos sobrevivido a una batalla contra los terrestres, pero conocemos perfectamente sus estrategias de ataque. ¡No dejaremos que pasen más allá de la entrada a la colonia!
-¡Nooo! – Respondieron todos los tritones.
-¡Protegeremos nuestro hogar hasta el final! – Recalcó la matriarca.
-¡Síiiii! – Exclamaron todos ellos, alistándose en posición ofensiva/defensiva frente a la colonia. De lejos se veían buzos de la policía.
------------------------------------------
Volvimos a correr de vuelta al mar, ya que Shizu además de lo debilitada que se encontraba, comenzaba a secársele la cola a falta de agua; teníamos que apresurarnos ya que aparte empezaba la rutina laboral de las personas y podrían verla y, posteriormente, delatarnos. Afortunadamente llegamos a los roqueríos sin otros contratiempos.

-Ya llegamos, Shizu.- Le decía quedamente a la sirena debido a su debilidad. Con cuidado la deposité en el agua salada y tan pronto como recobró algo de fuerzas, empezó a nadar para que el agua le recorriera por todo el cuerpo y se fortaleciera mucho más. Le sonríe aliviado al verla nadar.
-Al menos llegamos a tiempo.- Dijo Shun feliz, entonces vimos a Shizu nadar en círculos por alguna razón.
-¿Qué está haciendo, dattebayo? – Preguntó un confundido Naruto.
-Está señalando donde se va a desarrollar la batalla.- Explicó Mary muy atenta a los movimientos de su amiga.- Ella y yo sentimos los gritos de los soldados de la colonia.
-Ay no ¡ya van a comenzar! – Exclamó Kula agarrándose la cabeza.
-¿Pero cómo iremos a detener a ambos bandos sin ahogarnos antes? – Se preguntaba Kurama viendo a Shizu seguir nadando.
-Tengo una idea pero háganme el favor y se quedan aquí.- Comentó Mary y sin que le pudiéramos decir algo, ella se lanzó al agua.
-¡Mary! – Exclamó K´ por razones desconocidas, ninguno de nosotros entendimos esa reacción de nuestro compañero. En eso, ella surgió con sus piernas convertidas en una cola de nuevo y tenía sus aletas dorsales de vuelta.
-Muy bien todos los que vengan júntense.- Dijo Mary haciendo ademanes con las manos diciendo que nos juntemos. Le hicimos caso aunque dudosos y la vimos preparándose.
-¿Qué vas a hacer? – Pregunté.
-Ya verán, ahora quietos.- Se aclaró la garganta y prosiguió.- “Magia tan veloz cuan saeta, dale a mis amigos un tiempo colas y aletas”.

Después de ello sentimos las piernas temblorosas y los brazos o espalda, en el caso de Kula, que algo latente comenzaba a crecer de ellos: entonces nuestras piernas se unieron y se convirtieron en unas colas de pez. Y de nuestros brazos, en el caso de los hombres surgieron unas aletas brazales en forma de la vela de un velero que se pliegan y despliegan a antojo; en el caso de Kula, en su espalda crecieron unas aletas dorsales como alas de mariposa, la diferencia era que las de ella eran más pequeñas que las de Mary y Shizumi.

-Esto se siente extraño… - Dijo Ikki viendo su cola azul con extrañeza.
-Perfecto, y esta es mi mejor chamarra.- Se dijo K´ viendo sus aletas brazales perforando las mangas de su chamarra de cuero negro.
-¡Wiiiii! ¡Parezco un hada sirena! – Decía Kula viéndose sus aletas dorsales, en eso vio las de ambas chicas y alegó.- ¡Oye! ¿Por qué mis aletas son más pequeñas?
-Porque no has alcanzado la madurez.- Respondió Mary.
-¡Oye!
-Creo que no se refiere a la madurez de edad, Kula.- Comentó Kurama con su cola roja enroscada en sí mismo.
-Bueno ya fue suficiente cháchara.- Comentó Mary.- El hechizo durará poco tiempo así que tenemos que darnos prisa y detener a esos humanos.
-¡Síiiii!

Continuará…

Avatar de Usuario
Shizumi
Mensajes: 187
Registrado: 21 Feb 2012 03:54
Anime favorito: Naruto
Ubicación: En Frikilandia =D

Re: Vasto Océano Capitulo 19 (Fic UA)

Mensaje por Shizumi » 30 Ago 2014 05:05

Vasto Océano Capitulo 19º: No es un adiós, sino un hasta luego

Rápidamente nos sumergimos en el agua y nadamos hacia la colonia de sirenas para impedir que fuesen atacados por humanos; pronto, vimos un grupo de soldados humanos dirigiéndose contra una armada de tritones, dispuestos a dar sus vidas por sus familias: no íbamos a permitir que se derramara sangre inocente.

-¡Al ataque! – Grité lanzándome contra los policías submarinos, al poco tiempo me siguió Shizu.
-¡Lee, espera! ¡Tenemos que planear una estrategia! – Exclamó Kurama.
-¡Al diablo con los planes, yo también quiero romper cabezas! – Exclamó seguidamente K´, y debido a que la mayoría de nosotros ya estábamos luchando en conjunto con los tritones, Kurama terminó por desistir y unirse a la pelea.
-¡Esto es por lo que le hicieron a Shizu! – Grité dando golpes y aletazos a un soldado enemigo.
-¡Esto es por comerse mi ramen de edición limitada, dattebayo! - Exclamó Naruto atacando con fuerza.
-Oigan esperen, no quiero pelear.- Decía Shun siendo rodeado por policías.- Si nos sentáramos a hablarlo como la gente civilizada que somos sería lo ideal…
-¡Ahhhh! –Exclamaron los soldados al ser noqueados por Ikki a sus espaldas.
-¡Hermano, ya los estaba convenciendo!
-¿Enserio? ¿Sacas sus armas es cosa de convencimiento para ti? – Preguntó Ikki arqueando una ceja.
-¡Wiiii! – Exclamó Kula mientras burlaba algunos soldados, para luego hacer que otros tritones los remataran.
-Esto no parece parte del plan.- Comentó Kurama suspirando paciente, cuando un soldado intentaba atacarlo por la espalda, él se gira rápidamente y le planta varios golpes, haciendo gala de sus artes marciales.
-Son demasiados, y seguro podrían traer a más de ellos.- Dije cansado y jadeando por lo mismo.- Necesitamos algo más efectivo.- Me asusté de pronto cuando escuché un grito agudo, me giré y vi a Shizu lanzando ese mismo grito aturdiendo a un par de soldados, entonces se me ocurrió una idea.- Esperen un momento, ¿podemos hacer esto?
-Bueno técnicamente los tritones no tienen una voz perfecta pero sí, todos podemos lanzar chillidos revienta oídos como una manera de defendernos.- Dijo Mary.
-¡¿Y por qué no lo hemos hecho antes?! – Pregunté algo histérico.
-Porque antes no lo preguntaste, dah.- Contestó ella.
-… ¡Oh! – Exclamé intentando no volver a preguntar.- ¡Escuchen todos! ¡Reunámonos entre todos para gritar tan fuerte como podamos!

Entonces todos nos reunimos y juntos, lanzamos un chirrido múltiple que lanzó a algunos soldados humanos contra las rocas aturdiéndolos, mientras que otros intentaban huir. Logramos nuestro objetivo y todos –o al menos la mayoría cofcofK´eIkkicofcof- clamábamos victoria.

-¡Lo hicimos! – Gritó Shun feliz.
-Pero esos soldados ya saben la ubicación y seguro volverán con armas.- Comentó K´ con seriedad.
-Sí, es cierto.- Dijo Mary, para luego sonreír.- Lo harán si se acuerdan todos los humanos involucrados en el asunto, pero no sabrán qué hicieron en las pasadas 24 horas.
-¿Qué quieres decir, dattebayo? – Preguntó Naruto dudoso, entonces ella hizo un movimiento de manos y volteó a sonreírnos.
-Listo, les formateé la memoria.- Comentó Mary con una sonrisa de oreja a oreja, todos nosotros la vimos rara.- ¿Qué? Las rimas le dan presentación a mi magia pero si se me apetece puedo omitirlas.
-Claro… - Respondió Ikki arqueando una ceja.
-¡Es lady Tsunade! – Exclamó un tritón, entonces todos ellos e incluso Mary y Shizu se arrodillaron ante una sirena de grandes, emmm… personalidades, pero al parecer ella debía ser la líder de la colonia.
-Ustedes han de ser los refuerzos que mandó a buscar Mary, y veo que han rescatado a Shizumi de pasada.- Comentó la matriarca.- No saben lo mucho que se los agradezco.
-No fue nada, su Alteza.- Dijo Kurama arrodillándose junto a nosotros.
-No sé cómo o con qué agradecerles.
-¿Con una fiesta, quizá? – Preguntó Naruto, lo que hizo que recibiera un golpe de parte de K´.
-Buena idea, ¡la mejor oportunidad para desempolvar mi mejor licor! – Exclamó la sirena mayor, a lo que todos la vimos con extrañeza.
-¿?
-Quiero decir… desempolvar mi mejor traje de fiestas.
-Ahhhhh…
-Bueno, ¡vamos a celebrar!

Las siguientes horas las dedicamos en celebrar nuestro triunfo junto con los demás miembros de la colonia, claro que uno que otro parecía no divertirse tanto como el resto; por ejemplo Naruto se quejaba porque no había ramen; Kula gimoteaba pues no había ningún caramelo para ella, y K´… bueno, él no demostró emoción alguna como de costumbre. Ikki lucía muy diferente estando con Shun, con el resto de nosotros es rudo y tal vez agresivo, pero teniendo a su hermano menor a su lado, le muestra a él una faceta diferente.

El hechizo que Mary nos puso para ayudarles acabó cuando subimos a los roqueríos para admirar los primeros rayos de sol de un nuevo día.

-Lamentamos que perdieras tu trabajo por nosotros, Ikki.- Se disculpó Kurama de parte de nosotros.
-Shun me lo pidió, así que ni lo mencionen.- Contestó el susodicho.- Además ya esperaba que me despidieran, el trabajo ese es un asco y no me daba tiempo para estar con mi hermano.
-Ya veo… - Comentó K´.
-Volveré a mi casa para poder conjurar un nuevo hechizo.- Nos dijo Mary desde el agua.- Nuestro mundo no puede volver a ser partícipe de algo así de nuevo, así que lo ocultaré de la vista humana para siempre.
-¿Qué? – Pregunté triste.
-Lo lamento, pero así deben ser las cosas o de otra manera tendríamos pérdidas importantes en nuestra especie.
-¿No vamos… a volver a verlas? – Quiso saber una angustiada Kula.
-Todo a su tiempo, Kula. Pero puedo asegurarles que por ser ustedes los volveremos a ver cuando más nos necesiten. Considérenlo como una recompensa por salvarnos. Bueno… hasta pronto.- Dijo Mary sumergiéndose en el agua.
-*Suspiro* Shizu, lo mejor es que vallas con ella para que nada malo te pase otra vez.- Le dije a Shizu dejándola en el agua.
-Lee, yo…
-Escucha, si no vas con ella tal vez quedes a la vista de cualquier humano otra vez.- Comencé a decirle subiendo el tono de mi voz.
-Lee quiero decirte algo. Yo quiero-…
-No, no puedes venir con nosotros. Tu lugar es aquí, en el océano, donde puedes vivir plenamente y a tus anchas. Así que date la vuelta y vete.
-¡Lee! ¿Quisieras escucharme? ¡Estoy…!
-¡¡VETE YA!! – Grité fuertemente, a lo que ella me ve muy triste y se sumerge. Cuando la escuché irse, rompí a llorar de rodillas frente al mar.
-Ella trató de decirte algo, Lee. Debiste esperar a que acabara de explicarte.- Me decía Kurama apoyando su mano en mi hombro.
-Dijera lo que me dijera no cambiaría nada.- Le respondí.- Es por su bien, ella pertenece al mar y eso nunca cambiará…
-¿Y si era algo que los condicionara a ambos?
-…
-Espero que tu decisión no arruine lo que ustedes dos han logrado conseguir con esfuerzo.

Desde aquel día no he visto a Mary, ni mucho menos a Shizumi, bueno ¿qué persona quisiera volver a verte después de haberle gritado de esa manera? Ese día creí que hacía lo correcto al dejarla ir pero, algo en mí me decía que no fue lo más adecuado con ella, es más, me dolía al recordar cómo le dije.

Y lo que trató de decirme… ¿qué quería decirme para estar tan nerviosa?

Continuará…

Responder